con polo.jpg
 

SEVILLA

WILDLIFE ART

1967

BIOGRAFÍA

Una vuelta a la naturaleza en la era de las nuevas tecnologías sustenta la obra de CHIQUI DIAZ. Viendo sus obras nos damos perfecta cuenta de su vinculación con el medio ambiente y no sólo porque el motivo de sus esculturas sean los animales, sino también porque las formas y el movimiento evidencian su profundo conocimiento del animal y su respeto por el medio ambiente.

Nacido en 1967 en el Aljarafe sevillano, comienza su actividad artística a finales de la década de los ochenta en el taller familiar de fundición  de bronce, donde aprende las técnicas de fundición y se inicia en la escultura.

Su pasión por la naturaleza y su conocimiento profundo de los animales le llevan hasta el arte animalista, wildlife art, donde desarrolla todo su trabajo. Utilizando el bronce, la madera y otros materiales como el acero, crea formas jamás vistas entre los artistas animalistas tradicionales.

Para su obra es esencial el estudio morfológico del animal y su comportamiento en el medio. Interpreta las formas con un sentido muy personal y un concepto innovador y original: Partiendo de un profundo estudio anatómico separa las distintas partes del cuerpo para que al final cada una de ellas tome su propia entidad escultórica. El animal en sí mismo es la suma de esos  factores y le permite además imprimir en cada escultura una gama de sensaciones que van desde el reposo absoluto hasta la velocidad extrema.

Dice el artista: “el animal en sí mismo es una  cantera de formas y volúmenes abstractos que, si se independizan entre sí y se reinterpretan, dan lugar a esculturas con valor propio”.

En los últimos años, Chiqui Díaz ha comenzado a investigar un nuevo campo: la integración de esculturas de gran formato con la arquitectura, dos disciplinas que, reunidas, ofrecen posibilidades infinitas en el mundo de la creación artística. En este sentido, el conocimiento de las distintas técnicas y materiales para el desarrollo de una obra, ofrece un amplio abanico de posibilidades.

Al poner la ingeniería al servicio del arte, podemos plantear obras que antes eran irrealizables desde el punto de vista de una técnica tradicional. Cada material tiene sus limitaciones, pero la combinación de materiales distintos como el bronce, el acero o el titanio, son fundamentales para desarrollar cualquier idea.

 
guepardo cara.jpeg
 

1991

EXPOSICIONES

2018

EXPOSICIONES

Chiqui Díaz expone por primera vez en la galería Ingres, Madrid, en el año 1991. Desde entonces, su trayectoria artística ha seguido una línea ascendente, y su obra se ha expuesto tanto en España: Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla… como en Portugal, Reino Unido y, repetidas veces en París, donde mantiene una exposición permanente en la Galería Chateau de Bonnevaux.

De sus exposiciones se podrían destacar las realizadas en la Maison de la Chasse et de la Nature (París), en 1.994 y 1.996; en el Parlamento Europeo (Estrasburgo), también en 1996; en la Galería´Art Mar de Barcelona, donde expone desde el año 2.000 en años alternativos; en la sala de exposiciones Cajasur (Córdoba) en 2006 y la exposición Conformatio Naturae, celebrada en la Plaza de San Francisco de Sevilla, con el patrocinio de la Consejería de Medio Ambiente, en el año 2008.

Especial mención merece la exposición Natural Drama que se desarrolló durante el verano de 2011 en el Parque Metropolitano Los Toruños, en el Puerto de Santa María (Cádiz), bajo el patrocinio de la Consejería de Obras Públicas, y donde compartió cartel con el escultor Javier Ayarza. Esta exposición abre un proyecto, Natural Drama, que nace con la intención de unir ciencia y arte, con vocación de continuidad e itinerancia, y que se caracteriza por una serie de acciones artísticas en este sentido, como la que tuvo lugar el 24 de junio de 2011, día de la inauguración, y que pueden ver aquí: 

Además de su producción personal, es importante señalar que Chiqui Díaz es autor de numerosos premios otorgados por distintas entidades o instituciones, como es el caso del Premio Andalucía de Medio Ambiente, que entrega la Junta de Andalucía cada año.

 
 

PREMIOS

DESTACADOS

 Premio al Mejor Artista Extranjero, en 1997 y 98, entregado por el Festival  International D´Art Animalier, en Nançay (Francia).

1er Prix de la Chasse dans l´Art, entregado por el Conseil International de la Chasse (París), en 2005.

Premio Arte y Cultura, del Real Club de Monteros (Madrid), en 2006.

En 2007 su obra ARTE FLAMENCO fue seleccionada como finalista en el certamen Birds in Art, del Woodson Art Museum de Wisconsin, Estados Unidos.